. . .

Hace poco te presentamos los aspectos más favorables del estudio llevado a cabo por Compare the Market, una página web enfocada en seguros vehiculares que cada año produce un detallado inventario, organizando la información de 50 naciones distintas –y los diversos elementos y variables que intervienen– basándose en su estándar de manejo.

Es momento de enfocarnos en los últimos lugares de la clasificación, esos países donde las condiciones de las vías son deficientes, ya sea por la calidad de sus caminos, la permisividad con el alcohol al conducir o la frecuencia de fallecimientos debido a accidentes de tráfico; estos son algunos de los factores a considerar al evaluar y decidir en qué lugares se hallan los conductores menos aptos.

Contrario al listado previo –donde ocho de los 10 países más seguros en términos de tráfico se encuentran en Europa–, este ranking muestra que en América no destacamos por nuestras habilidades al volante. ¿Cuál fue la posición de Argentina? Continúa leyendo para saberlo.

Tailandia – 2.17 puntos

En la última posición de la lista creada por Compare the Market se sitúa Tailandia con un puntaje de solo 2.17 de un máximo de cinco, convirtiéndose oficialmente, bajo estos criterios, en la nación con la peor calidad de conductores a nivel mundial.

Desafortunadamente, este país del Sudeste Asiático sobresale por su elevada cifra de muertes relacionadas con el tráfico, muy por encima de las demás: 32 por cada 100.000 personas, posiblemente debido a los permisivos niveles de alcohol permitidos en la sangre (0,05 g/dl) y el estado de sus vías (4.4), que representan un peligro tanto para conductores como para peatones.

Perú – 2.28 puntos

Aunque la lista de los mejores conductores está dominada por naciones europeas, nos resulta algo triste reconocer que en este otro extremo predominan los países americanos, de norte a sur y de este a oeste.

Perú aparece primero en esta poco honrosa posición, ubicándose en el segundo lugar (o penúltimo, si se considera el informe completo) con 2.28 puntos; obteniendo la puntuación más alta en el índice de tráfico (220,4) y el cuarto puesto –entre los peores– en cuanto a la calidad de sus carreteras locales (3.2).

Líbano – 2.28 puntos

En el tercer lugar de este ranking, que muchos prefieren evitar, se encuentra Líbano, igualando a Perú con una puntuación de 2.28 puntos. Esta nación árabe de Oriente Próximo presenta una de las tasas más elevadas de fallecimientos por accidentes de tráfico (16/100.000 habitantes) al lado de India y Brasil.

Sus límites de alcohol en sangre tampoco exceden de 0,05 g/dl, aunque destaca por un alto nivel de reacciones positivas en redes sociales dentro del grupo (17.3%).

India – 2.34 puntos

India, el país con mayor población del mundo y uno de los más grandes, tiene factores que indudablemente afectan la seguridad en las carreteras, ubicándola en la cuarta posición entre los conductores más deficientes a nivel global, con un puntaje general de 2.34.

De acuerdo con el estudio de Compare the Market, los límites de alcohol en sangre permitidos son de los más restrictivos de la lista (0,03 g/dl), solo por detrás de Brasil; al igual que la percepción (no tan) positiva en redes sociales, que alcanza un promedio de solo 9,63%.

Malasia – 2.36 puntos

Recientemente mencionamos que Kuala Lumpur, capital de Malasia, es altamente preferida por los expatriados debido a sus atractivos salarios, aunque esto no se traduce necesariamente en una alta calidad de vida, especialmente en lo que respecta al transporte público.

Este desafío se extiende por todo el territorio nacional, reflejándose en sus vías y autopistas. Por esta razón, Malasia ocupa el quinto lugar en el ranking de los conductores más desfavorables a nivel global, con una puntuación de 2.36 de un total de 5.

Argentina – 2.40 puntos

Desafortunadamente, Argentina también aparece en esta clasificación, junto a otras naciones sudamericanas. Se posiciona en el sexto escalón del top 10 y en el lugar 45 en la evaluación anual de Compare the Market.

Este análisis señala que el límite de velocidad permitido en el país (130 km/h) es un factor que coloca a nuestros conductores entre los menos seguros internacionalmente. La duración de los desplazamientos y las elevadas emisiones de CO2 contribuyen a un índice de tráfico de 175, lo que justifica una calificación total de 2.40 puntos.

Estados Unidos – 2.50 puntos

A pesar de contar con algunos de los aeropuertos más grandes y eficaces del planeta, la seguridad en las carreteras de Estados Unidos está lejos de ser ideal, tal como lo indica este estudio. La nación se sitúa en la séptima posición de esta lista con una calificación de 2.50 puntos, influenciada en parte por su tasa estimada de mortalidad en accidentes de tráfico: 13 por cada 100.000 habitantes.

Turquía – 2.56 puntos

Turquía, el único representante europeo en esta lista anual, registra una puntuación de 2.56. En su haber, destaca la excelente calidad de sus infraestructuras viales (5) y un bajo índice de fatalidades en accidentes de tráfico (7 por cada 100.000 habitantes).

Sin embargo, su índice de tráfico es uno de los más elevados (189.8), reflejando una mezcla de aspectos tanto positivos como negativos que se evidencian en la percepción de los conductores en redes sociales, con una experiencia positiva del 14,7%.

Canadá – 2.61 puntos

Acorde al Índice Global de Habitabilidad, realizado anualmente por la Economist Intelligence Unit de The Economist, varias urbes canadienses sobresalen en términos de seguridad y calidad de vida, siendo preferidas por extranjeros para residir. No obstante, parecería que no se han tomado en cuenta las condiciones de tráfico canadiense.

El país, ubicado cerca del círculo polar ártico, acumuló 2.61 puntos en la clasificación de los conductores menos aptos en 2023, revelando una percepción no muy positiva en redes sociales (8,44%), la segunda más baja después de Dinamarca.

Brasil – 2.65 puntos

A pesar de su reputación por las deficientes condiciones de sus carreteras y la habilidad de sus conductores, Brasil ocupa el último lugar en esta lista con una puntuación de 2.65 de un máximo de cinco.

Entre sus aspectos más críticos se encuentran la alta tasa de mortalidad por accidentes de tráfico (16 por cada 100.000 habitantes) y el segundo peor nivel de calidad de carreteras en este ranking (3), solo superado por Líbano.

Cabe destacar que Brasil ha implementado una política de tolerancia cero al alcohol al conducir (0,00 g/dl) desde hace más de una década, aunque el límite máximo de velocidad es de 120 km/h.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *