Todo Lo que Debe Considerar si Piensa Solicitar un Préstamo

El endeudamiento puede llegar a ser muy peligroso, por lo que solicitar un préstamo bancario no es una decisión que deba ser tomada impulsivamente. Previo a pedir un préstamo y aceptarle a tu entidad financiera deberías tener en claro una serie de conceptos:

Solicita el préstamo sólo si vale la pena

En la mayoría de los casos, es mejor esperar, ahorrar el dinero y devolverlo más tarde sin endeudarse. Pagas por ello y lo olvidas. Además, te ahorras intereses y la carga mental de estar constantemente preocupado por tener que devolver el préstamo.

Cuestiónese si puede cargar con la deuda

Imagina que tu coche se avería, no tienes ahorros y no te queda más remedio que solicitar un préstamo personal para comprar uno nuevo. Antes de saltar a la piscina, analice su situación financiera y decida si puede asumir el nuevo costo fijo mensual. No hagas cálculos al extremo y deja siempre un margen para imprevistos.

Es importante en este punto no engañarse alargando el plazo de amortización de la deuda para que el pago mensual sea menor. Cuantos más años pague el préstamo, más intereses. El período de devolución debe ser el más pequeño posible que pueda pagar, lo que nos lleva al siguiente punto.

¿Qué monto puedes pagar?

Debe solicitar la cantidad exacta que necesita. Ni un peso de más. Y si tiene un pequeño margen de ahorro, pida prestado menos de lo que necesita y pague el resto con esos ahorros. Así no tienes que pagar tanto interés.

El TAE

Cuando alquilas un préstamo, no solo debes mirar la tasa de interés sino también las comisiones y el resto de gastos asociados al préstamo.

El porcentaje de interés que paga por el préstamo se denomina Tasa de Interés Nominal (TIN) y se utiliza a menudo como lenguaje publicitario para atraer clientes. Sin embargo, la mayoría de préstamos pueden incluir comisiones (apertura, amortización anticipada de capital…) o algún seguro vinculado que haga mayor el coste real del préstamo.

Este costo real se denomina Tasa Anual Equivalente (TAE) y es lo que debe averiguar antes de aceptar un préstamo. A veces, un préstamo parece barato porque el TIN es bajo, pero si miras el TAE… oh, ya no es tan atractivo.

¿Hay Mejores Préstamos?

No cometamos el error de pasar media mañana en el supermercado comparando productos para elegir los más baratos y así ahorrar unos pesos, pero cuando pedimos un préstamo que tarda varios años en devolverse, aceptamos lo primero que nos ofrece nuestro banco de confianza.

Es un error. Necesitas comparar préstamos personales, en base a tus necesidades con tiempo y criterio y aunque hay comparadores que te pueden echar una mano, nuestro consejo es que mires una a una las ofertas comerciales de los distintos bancos directamente en sus sitios web antes de solicitar un préstamo.

Tal vez te convenga un micro-crédito, o un préstamo personal online urgente, es importante que sepa qué tipo de préstamo, entidad y características está comprometido a seleccionar.